Mira ese corriendo en chanclas

| |

Desde que empecé hace años a correr en sandalias como os contaba aquí, han sido cientos las veces que he escuchado a la gente a decir «mira ese corriendo en chanclas». Seguro que sabes de lo que hablo, esa frase y sucedáneas nos martillean los tímpanos a menudo a los que nos aventuramos en este mundo del minimalismo y descalcismo.

Siempre recuerdo a un corredor con las mejores zapatillas del mercado, camiseta fosforita que se reía de mi por lo bajini, señalando mis pies hablando con un amigo en una línea de salida de una carrera por montaña. Yo le dije, ¿ves que voy en chanclas? a ver si me pillas y llegas antes que yo (me puse flamenco porque a pesar de su equipación, su cuerpo cantaba a lo lejos que corría menos que yo, no se si me explico).

Personalmente siempre lo he llevado muy bien, básicamente muchas veces he ido a la contra en las formas de hacer las cosas y, lo que digan los demás está de más (esto me suena de lo que sea), pero es verdad que cansa un poco, yo he creado mi frases con las que respondo a las personas que me dicen cosas al respecto:

Frase: Mira ese corriendo en chanclas

Respuesta: ¿pero no se va por aquí a la playa?

 

Frase: Por ahí viene un romano corriendo

Respuesta: Amen dico vobis quia unus vestrum traditurus est

 

Frase: ¿No tienes dinero para zapatillas?

Respuesta: Las chanclas son un regalo de BBVA

Mas allá de lidiar con personajes externos a ti, porque estas frases suelen venir en carreras y entrenamientos en sitios en los que no te conocen.

Otros grandes preguntones son los familiares. Mi madre me sigue diciendo que porque corro en chanclas y yo le digo que he estado esquivándolas toda mi infancia

Aunque mi hijo de 5 años me pregunta que porque los otros corren con zapatillas con lo bien que se va en chanclas. Por eso todo es el prisma con el que se mire y la amplitud de miras que tengas.

Yo soy una persona que ha movido su residencia en los últimos años bastante y lo primero que he hecho al llegar a un nuevo lugar es localizar corredores. Como dice mi amigo José Luis de Nomaslesiones, «lo importante es correr en manada».  Me encanta quedar a correr con alguien que no me conoce, siempre me preguntan ¿como te conoceré? y les digo: Llevo una camiseta naranja, pantalón negro y zapatillas caras (el pasado domingo fue la última vez). Hay gente prudente que no te pregunta, otros que van a saco pero respetan y se interesan por curiosidad, y otros…, bueno de esos no hablo porque son los menos.

Por eso creo que si vas a empezar a correr en sandalias o correr descalzo, te tengo que advertir, te van a mirar, te van a decir y te soy sincero, algunas veces te van a incomodar. A esto hay varias respuestas por tu parte que vas a tener que tener, unas serán mas amables y otras según el día un poco mas subiditas de tono, todo depende de como te pille el día.

En conclusión, esta manera de correr  en sandalias te va a poner a prueba, tendrás que aguantar tontos, graciosillos, borrachos en terrazas señalándote y demás fauna, pero te va a dejar muchas satisfacciones y unas sensaciones que nadie podrá quitarte nunca, así que si no lo haces ¿a qué esperas?

Un saludo amigos minimalistas que el polvo de tus pies te acompañe y si es barro mejor todavía.

Y a vosotros ¿que frases os dicen? y ¿como respondéis?

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat